VIDA DE SANTOS
VIDA DE SANTOS
 
ORA ET LABORA
IGLESIA UNIVERSAL
IGLESIA EN MEXICO
IGLESIA EN SAN ANTONIO
DOCUMENTOS IGLESIA
SACRAMENTOS
EUCARISTÍA DIARIA
STMO. SACRAMENTO
EL SANTO ROSARIO
LITURGIA DE LAS HORAS
ORACIONES
STMA. VIRGEN MARIA
ORACIONES Y REFLEXIONES EN POWER POINT
SANTORAL
VIDA DE SANTOS
APOSTOLES Y EVANGELISTAS
ARCANGELES Y ANGELES
REFLEXIONES
ORDEN BENEDICTINA
LITURGIA
VASOS SAGRADOS
VALORES MORALES
FAMILIA
AÑO LITURGICO
FESTIVIDADES
ADVIENTO
NAVIDAD
CUARESMA
SEMANA SANTA
RESURRECCIÓN
VIRTUDES
COMENTARIOS
FIELES DIFUNTOS
COLABORACIÓN
CONTACTANOS
En esta página encontrarás vida de Santos, reflexiones y/o semblanzas de ellos.
_____________________________________________
SANTOS
- ¿Qué es un Santo?

- Veneración de los santos

- Santos Joaquín y Ana

- Señor San José

- El Custodio del Redentor

- Santos Zacarías e Isabel

- Nacimiento de San Juan Bautista

- San Juan Bautista

- Martirio de San Juan Bautista

- San Pablo

- San Bernabé

- Solemnidad de San Pedro y San Pablo

- Santos Cosme y Damián

- San Felipe de Jesús

- San Juan de la Cruz

- San Juan Bautista María Vianney

- Santa Rosa de Lima

- Santa Teresita del Niño Jesús

- Santa Mariana de Jesús

- San Juan Pablo II

- San Juan XXIII
___________________________________________
Santos
imagen
¿Qué es un santo?
Las características de aquellos que por su vida, sus obras y su Amor a Dios son ahora Santos Ser santo es participar de la santidad de Dios. Jesucristo es el Santo de los santos y el Espíritu Santo es el Santificador Todos fuimos creados por Dios para ser santos, en la tierra y entonces plenamente en la eternidad en el cielo. Perdimos la vida de gracia por el pecado, pero Jesucristo nos reconcilió con el Padre por medio de la Cruz. Por el bautismo recibimos los méritos de Cristo y somos liberados del pecado e injertados en Cristo para ser Hijos de Dios y participar de su santidad. San Pablo usa la palabra "santos" para referirse a los fieles. 2 Co 13, 12; Ef 1, 1.

Quien persevera en la santidad se salvará para la vida eterna. Dios quiere que todos se salven, 1 Tim 2, 4, pero no todos se abren a la gracia que santifica. Para salvarse es necesario renunciar al pecado y seguir a Cristo con fe.

San Pablo nos exhorta: "Hermanos: Buscad la paz con todos y la santificación, sin la cual nadie verá al Señor" Heb 12, 14. La única verdadera desgracia es no ser santos.
_____________________________________________
Veneración de los santos
Los primeros santos venerados fueron los discípulos de Jesús y los mártires, los que murieron por Cristo. Mas tarde también se incluyó a los confesores, se les llama así porque con su vida "confesaron" su fe, las vírgenes y otros cristianos que demostraron amor y fidelidad a Cristo y a su Iglesia y vivieron con virtud heroica.

Con el tiempo creció el número de los reconocidos como santos y se dieron abusos y exageraciones, por lo que la Iglesia instituyó un proceso para estudiar cuidadosamente la santidad. Este proceso, que culmina con la "canonización", es guiado por el Espíritu Santo según la promesa de Jesucristo a la Iglesia de guiarla siempre. cf.Jn 14, 26; Mt 16, 18

Podemos estar seguros que quien es canonizado es verdaderamente santo.
_____________________________________________
Santos Joaquín y Ana
imagen
Santa Ana, casada con San Joaquín, fue la madre de María y la abuela de Jesús de Nazaret.

Joaquín y Ana eran un matrimonio estéril. Joaquín fue rechazado al llevar su ofrenda al templo por no tener descendencia. Apenado, Joaquín no volvió a su casa, sino que se dirigió a una montaña, donde rogó a Dios que le diera un hijo ayunando durante 40 días y 40 noches; Ana, mientras tanto, lloraba su dolor. Un ángel se les apareció simultáneamente, anunciando que sus ruegos habían sido escuchados y que concebirían un hijo.

Ana prometió dedicar al niño al servicio de Dios y cumplidos los nueve meses dio a luz a una niña a la que llamó María. Al cumplir los tres años, Joaquín y Ana llevaron a María al templo para consagrarla a Dios como habían prometido. María vivió en el templo hasta que cumplió los 12 años, edad en la que fue entregada a José como esposa.

San Joaquín fue el padre de la Virgen María y esposo de Santa Ana.

San Joaquín es el santo patrón de numerosos pueblos en Hispanoamérica, España y las Filipinas.

Festividad, de San Joaquin y Santa Ana, 26 de julio, tras la reforma del calendario litúrgico.
"¡Oh bienaventurados esposos Joaquín y Ana! Toda la creación está obligada, ya que por nosotros ofreció el Creador, el más excelente de todos los dones, aquella Madre casta, la única digna del Creador".
De los sermones de San Juan Damasceno.
Señora Santa Ana
Festividad de Señora Santa Ana y Señor San Joaquin
__________________________________________
Señor San José
Es un privilegio hablar de él, ya que fue el padre adoptivo de Jesús, quién después de la Santísima Virgen María, lo conoció que mejor que San José, lo cambiaba, lo bañaba, lo vestía, le ayudó en sus primeras palabras, le enseño a trabajar como lo hacía él, jugó con El, lo corrigió en su momento, sonrió con El, oraba con El, hizo las veces de padre, Jesús está muy agradecido con Él, por todo lo que San José compartió con El, cómo protegió la honorabilidad de la Santísima Virgen María, cómo huyó con Él y con María Santísima a Egipto cuando Herodes quería matarlo, en fin San José es el hombre del silencio, de la oración, de la abnegación, ejemplo de pureza, considero que todos, solteros, casados, sacerdotes, todos podemos seguir los ejemplos de San José.

Que tengan un buen día lleno de Dios. Padre Eugenio García Siller, O.S.B.
E mail.- padreeugenio@live.com.mx
Twitter.- @padre_eugenio
_______________________________________________
El Custodio del Redentor
imagen
La literatura religiosa concentra todas las funciones familiares en MARÍA, olvidando su estado civil de "casada" y atribuyéndole así también las tareas del padre que, en cambio, fueron realizadas por San José, quien tenía el derecho y la obligación de cumplirlas.

San José es el primero en participar en la fe de la Madre de Dios, y haciéndolo así, sostiene su Esposa en la fe de la divina Anunciación.

San Juan Pablo II afirmó que: "el mensajero se dirige a José como al esposo de María, a aquel que a su tiempo deberá imponer el nombre al hijo que nacerá de la Virgen de Nazaret, casada con ÉL. Se dirige, por tanto a José confiándole la tarea de un padre terreno respecto al Hijo de María" (n3) De esta manera queda claro que por medio del ejercicio de su paternidad" como José "coopera en la plenitud de los tiempos al gran misterio de la redención y es verdaderamente ministro de salvación. (n8).

San Juan Pablo II introdujo, en el contexto de las grandes encíclicas sobre la "Redención", la Exhortación Apostólica EL CUSTODIO DEL REDENTOR, dando así a entender claramente que San José es alguien muy distinto que una "piadosa" presencia dentro de la "devoción popular".
_____________________________________________
Santos Zacarías e Isabel
imagen
San Zacarías y Santa Isabel fueron los padres de San Juan Bautista, el Precursor del Señor.

San Zacarías era sacerdote del Templo de Jerusalén y que su esposa Santa Isabel era pariente de la Virgen María.

La historia de estos dos santos esposos la cuenta San Lucas en el primer capítulo de su Evangelio: Lc 1. En la Anunciación, el Ángel Gabriel dijo a María que su pariente Isabel, a quien llamaban estéril, estaba en el sexto mes de su embarazo. La Virgen fue con prontitud a visitarla y, cuando entró en su casa, Isabel sintió que el hijo saltaba de gozo en su seno, y llena del Espíritu Santo exclamó: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre». Como respuesta a tal saludo, María entonó el Magníficat. Zacarías cuando oficiaba en el Templo de Jerusalén, el ángel le anunció que su mujer le daría un hijo. Él titubeó, y quedó mudo. Cuando Isabel dio a luz y fueron a circuncidar al niño, Zacarías dijo por escrito que se había de llamar Juan. Entonces se le soltó la lengua al padre y llenó de Espíritu Santo profetizó diciendo: «Bendito sea el Señor, Dios de Israel...», el Benedictus, alabando a Dios redentor y anunciando la próxima aparición de Cristo.

Su celebración es el 23 de septiembre
_____________________________________________
Nacimiento de San Juan Bautista
imagen
Hubo un hombre, enviado por Dios, que se llamaba Juan". San Juan Bautista es el precursor inmediato del Señor, enviado para prepararle el camino. "Profeta del Altísimo", sobrepasa a todos los profetas, de los que es el último, e inaugura el Evangelio; desde el seno de su madre saluda la venida de Cristo y encuentra su alegría en ser "el amigo del esposo" a quien señala como "el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo". Precediendo a Jesús "con el espíritu y el poder de Elías", da testimonio de él mediante su predicación, su bautismo de conversión y finalmente con su martirio.

San Juan fue "lleno del Espíritu Santo ya desde el seno de su madre" por obra del mismo Cristo que la Virgen María acababa de concebir del Espíritu Santo. La "visitación" de María a Isabel se convirtió así en "visita de Dios a su pueblo"

San Juan es "Elías que debe venir": El fuego del Espíritu lo habita y le hace correr delante, como "precursor" del Señor que viene. En San Juan, el Precursor, el Espíritu Santo culmina la obra de "preparar al Señor un pueblo bien dispuesto".

San Juan es "más que un profeta". En él, el Espíritu Santo consuma el "hablar por los profetas", que confesamos en el Credo. Juan termina el ciclo de los profetas inaugurado por Elías. Anuncia la inminencia de la consolación de Israel, es la "voz" del Consolador que llega. Como lo hará el Espíritu de Verdad, "vino como testigo para dar testimonio de la luz". Con respecto a Juan, el Espíritu colma así las "indagaciones de los profetas" y la ansiedad de los ángeles, 1Pe 1,10-12: "Aquél sobre quien veas que baja el Espíritu y se queda sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo... Y yo lo he visto y doy testimonio de que este es el Hijo de Dios ... He ahí el Cordero de Dios" Jn 1, 33-36.

En fin, con San Juan Bautista, el Espíritu Santo, inaugura, prefigurándolo, lo que realizará con y en Cristo: volver a dar al hombre la "semejanza" divina. El bautismo de San Juan era para el arrepentimiento, el del agua y del Espíritu será un nuevo nacimiento.
____________________________________________
San Juan Bautista
imagen
San Juan Bautista el precursor de Jesús. Los esenios eran una de las muchas sectas judaicas de la época, como las de los saduceos, fariseos y celotes, que esperaban la llegada de un Mesías. Entre los esenios había un grupo, llamado de los bautistas, que daba gran importancia al rito bautismal.

Gracias a los Evangelios se conoce la historia del grupo liderado por Juan Bautista, que llevaba una vida ascética en el desierto de Judá, rodeado por sus discípulos. En sus predicaciones, que tuvieron gran acogida por parte del pueblo, exhortaba a la penitencia, basándose en las exigencias de los antiguos profetas bíblicos. Jesús recibió el bautismo de Juan a orillas del río Jordán. El tono mesiánico del mensaje del Bautista inquietó a las autoridades de Jerusalén, y Herodes Antipas lo mandó encarcelar y murió decapitado el año 28 d.C.
____________________________________________
Martirio de San Juan Bautista
imagen
Para la mentalidad actual suena antiguo o de otra época la simple palabra martirio, somos una sociedad muchas veces sin memoria
Y vivimos situaciones cada vez mas delicadas y dolorosas, y lo mas grave es que nos estamos acostumbrando a ello.

Escuchamos que mataron en tal parte, que secuestraron en otra, que electrocutaron a un joven en una alberca donde disfrutaba con su familia, en fin, madres golpeadas, ultrajadas no solo con las manos, sino con las palabras, con las actitudes de algún padre sin conciencia o de unos hijos sin aprecio y reconocimiento a la gran labor que hacen.

De semejante manera tenemos el martirio de Juan Bautista, ahora San Juan, debía ser congruente con su pensar, hablar y actuar, y el decir que el principal representante de la ley vivía en adulterio, y presionaba a una mujer para ser consecuente con el en ese pecado, le trajo a Juan Bautista el ser Degollado, asi es y asi será siempre, Jesús nos dice en la Biblia: ¨la verdad os hara libres¨ yo me pregunto y quien en estos tiempos quiere saber la verdad?, quien quiere com padre saber lo que hacen sus hijos, quien quiere saber lo que hace su esposo, o esposa, quien quiere saber lo que pasa en seas fiestas que ahora les llaman after-hour, después de la fiesta sigue la fiesta, cuando muchos de los que están allí no saben ni quienes son, o que están haciendo, de manera que el pecado no es el alcohol, o la droga en ocasiones, sino la complicidad en los hechos, el no querer hablar situaciones tan apremiantes, por no lastimar a los padres, a los hermanos, por no deshacer lo que aparentemente es una "familia".

Cuantas veces se pueden mejorar e incluso arreglar las cosas con una platica, que quiere decir hablar y escuchar, tener la capacidad de ver el punto de vista del otro para luego poder apoyarle, pedir por el, incluso sugerirle. Que difícil es ser otros Juanes en estos tiempos en los que es mas conveniente ser parte del juego en si, que decir las cosas que si, lastimarán pero que nos liberarán de la presión que nos tienen dentro de nosotros mismos. Juan fue degollado por decir la verdad, supo dar su vida por la verdad, y yo me pregunto y les pregunto cuantos en este tiempo estamos dispuestos a dar la vida por decir la verdad, respetuosamente creo que no muchos, porque preferimos seguir viviendo veladamente una hipocresía como persona, como matrimonio, como familia, como amigos, como sacerdotes, como lideres en las comundidades.

Dios nos de la fortaleza necesaria para ser congruentes, así sea¡
_____________________________________________
San Pablo
imagen
San Pablo conocido como Paulo o Saulo de Tarso, nació en Tarso, capital de la provincia de Cilicia. Apóstol del cristianismo que él transformó en religión universal.

Era hijo de judíos fariseos de cultura helenística y con ciudadanía romana. Fue contemporáneo de Jesucristo e incluso estuvo en Jerusalén en la misma época que él, aunque probablemente no se conocieron.

Pablo tenía una sólida formación teológica, filosófica, jurídica, mercantil y lingüística; hablaba griego, latín, hebreo y arameo. Participó en las primeras persecuciones contra los cristianos. Pero durante un viaje a Damasco, poco después de la crucifixión de Jesucristo, se convirtió a la nueva fe y en el más ardiente propagandista del cristianismo, que contribuyó a extender más allá del pueblo judío, entre los gentiles: viajó como misionero por Grecia, Asia Menor, Siria y Palestina; y escribió cartas, a diversos pueblos del entorno mediterráneo.

Los escritos de San Pablo adaptaron el mensaje de Jesús a la cultura helenística imperante en el mundo mediterráneo, facilitando su extensión fuera del ámbito cultural hebreo en donde había nacido. Esos escritos constituyen una de las primeras interpretaciones del mensaje de Jesús, razón por la que contribuyeron de manera decisiva al desarrollo teológico del cristianismo. Se atribuyen a San Pablo más de la mitad de los libros del Nuevo Testamento.

Estando en Jerusalén fue detenido, juzgado y enviado a Roma, muere martirizado.

Se conmemora su conversión el 25 de enero, su martirio el 29 de junio.
_____________________________________________
San Bernabé
imagen
San Bernabé no fue uno de los doce elegidos por Jesucristo, es considerado Apóstol por los primeros padres de la Iglesia, aún por San Lucas, a causa de la misión especial que le confió el Espíritu Santo y de su activa tarea apostólica.

Bernabé era un judío de la tribu de Levi, había nacido en Chipre; su nombre original era el de José, pero los Apóstoles lo cambiaron al de Bernabé que significa ‘hombre esforzado’. Se le menciona en las Sagradas Escrituras, en el cuarto capítulo de los Hechos de los Apóstoles; se menciona la venta de sus propiedades.

El Santo fue elegido para llevar el Evangelio a Antioquía, instruir y guiar a los neófitos. Para esta misión obtuvo la cooperación de San Pablo A pesar de que San Bernabé no fue uno de los doce elegidos por Jesucristo, es considerado Apóstol por los primeros padres de la Iglesia, aún por San Lucas, a causa de la misión especial que le confió el Espíritu Santo y de su activa tarea apostólica.
Festividad 11 de junio
____________________________________________
Solemnidad de San Pedro y San Pablo
imagen
Reflexiones:

Un testimonio firmado con la propia sangre “Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”

Es una solemnidad que nos invita a reposar en la Palabra. El martirio de los apóstoles Pedro y Pablo nos da la ocasión para que nos pongamos de cara al misterio de la Iglesia.

Pedro y Pablo: dos caminos y un mismo destino.- Una antigua y muy respetable tradición asocia a Pedro y Pablo. Partiendo de Jerusalén, cada uno de ellos llegó por sus propios medios a la capital del Imperio Romano -en ese momento “centro del mundo”- para animar las comunidades daban testimonio de Cristo en este lugar clave. Allí evangelizaron hasta que sellaron su ministerio apostólico en el martirio, hasta que firmaron su testimonio de Jesús predicado con su propia sangre.

El historiador Eusebio de Cesarea: -“Por último de sus iniquidades, el emperador Nerón declaró la primera persecución contra los cristianos cuando los santísimos Apóstoles, Pedro y Pablo fueron coronados en el combate por Cristo con la corona del martirio”

Sulpicio Severo: -“Por leyes se prohibió la religión y por edicto se declaró no ser lícito el cristianismo. Entonces fueron condenados a muerte Pedro y Pablo. A Pablo le cortaron a espada el cuello, a Pedro lo levantaron en una cruz”.

Dos martirios grabados en la memoria de la Iglesia.

Cuando uno se pasea por las catacumbas romanas como humilde peregrino, uno no puede evitar el estremecimiento al ver los nombres de los dos apóstoles gravados el uno al lado del otro en los grafittis de los pasadizos subterráneos. También dos basílicas mayores en Roma llevan sus nombres. Uno los ve a los dos juntos, llevando en sus manos los instrumentos de su martirio: Pedro, la cruz invertida, porque según la tradición se declaró indigno morir de manera idéntica a su Maestro; Pablo, la espada con la que fue decapitado, probablemente en un sitio conocido como “Tres Fuentes”. Estas imágenes las vemos con frecuencia en los capiteles, vitrales, iconos y retablos.

Por esto no nos extraña que también en el calendario litúrgico de la Iglesia los encontremos asociados en la misma fiesta.

Como dijo san Agustín: “Se celebra el mismo día la pasión de los dos apóstoles, pero los dos no hacen más que uno”.

Dos tipos distintos: - Pero, ¿qué hay de común entre el humilde pescador de Galilea y el gran intelectual salido de la academia de Tarso y de la prestigiosa escuela de Gamaliel?

Pedro caminó con Jesús de Nazareth por los caminos de Galilea, siguiéndolo con generosidad, tomando el liderazgo entre sus compañeros, sufriendo las consecuencias de la terquedad de su noble corazón. Él acompañó al Maestro hasta el fin, o mejor, casi hasta el fin, cuando su debilidad lo llevó a negarlo; pero su fidelidad fue finalmente la del amor primero de Jesús, porque la mirada misericordiosa del Señor le llegó bien hondo y lo llamó de nuevo.

Pablo no caminó con el Jesús terreno, ni escuchó sus parábolas, ni compartió con él la cena. Más bien -a pesar de que escuchó hablar de él- lo que hizo fue combatir a los cristianos que propagaban su memoria y afirmaban su resurrección. También él experimentó la misericordia del Resucitado, quien lo llamó en el camino de Damasco e hizo de él el intrépido apóstol que abrió tantos caminos al evangelio y formó muchas de las comunidades que todavía hoy siguen inspirando las nuestras.

Un camino de comunión: - Pedro y Pablo, dos hombres bien diferentes en sus orígenes, formación y temperamento que, a pesar de sus resistencias, fueron ambos llamados y moldeados por las palabras y el Espíritu de Jesús. Pero el mismo Señor hizo que sus ministerios fueran complementarios y los constituyó en pilares de la Iglesia naciente.

Hay que destacar que el entendimiento entre ellos no fue fácil. Ambos tuvieron que aprender los caminos de la “comunión”, núcleo del evangelio. Por ejemplo, en Gálatas 2,9, Pablo cuenta con alegría como en la visita a Jerusalén Pedro, Santiago y Juan “nos tendieron la mano en señal de comunión”, pero también como luego tuvo que reprenderlo: “al ver que no procedía con rectitud, según la verdad del Evangelio, lo acusó de arrastrar a otros a “actuar la misma comedia”.

La complementariedad entre los dos apóstoles es necesaria. En materia de “comunión”, la Iglesia no nació “sabida”, ella tuvo que aprender. Es bonito ver eso: a pesar de contar con las “memoria” de la palabras y dichos de Jesús, entre los primeros cristianos nadie sabía de una vez por todas lo que había que hacer en todas las circunstancias de la vida. Por eso, cuando tenían un problema, dialogaban entre ellos y, si era el caso, no tenían reparo en debatir algunos temas polémicos que iban surgiendo. Lo importante era que lo hacían con una fidelidad total al Señor, sin apartar la mirada de Jesús; y se dejaban orientar por los apóstoles. Así, la Iglesia primitiva, fue un verdadero volcán de amor, abierta dócilmente a la guía del Espíritu Santo, pronta para el servicio de la Palabra. Esta era la raíz de la comunión eclesial que fue animada por los apóstoles.

Hoy son motivo de fiesta: - Dice una antigua antífona de la liturgia armena: “La Iglesia, hoy se regocija. Es la solemnidad de los Apóstoles que la adornaron con joyas sin precio, en la Gloria del Verbo hecho carne”.

La memoria de los apóstoles Pedro y Pablo no es de ninguna manera secundaria. Cada uno de ellos, con su propio carisma, de Jerusalén a Roma, siguieron el camino de la Palabra, para que la Buena Noticia de Jesús muerto y resucitado pudiera ser escuchada por todos, y para que con su enseñanza la vida en Jesús resucitado tomara forma en los nuevos ambientes en los que penetraba el Evangelio.

Su ministerio amasó el pan de la Iglesia con la levadura del Evangelio.

Veinte siglos después de su muerte, nosotros seguimos en esa misma ruta, dejándonos impactar por el ímpetu de su testimonio e intentando aprender siempre de nuevo una vida de “comunión” en todos los niveles de la Iglesia.
San Pedro y San Pablo
Festividad de San Pedro y San Pablo, apóstoles, 29 de junio
__________________________________________
Santos Cosme y Damián
imagen
Los santos Cosme y Damián, eran hermanos gemelos y nacieron en Arabia, en el Siglo III; ?-Tiro de Éufrates, ¿295?.

Son dos de los mártires más famosos y venerados de la antigüedad cristiana, mártires de la época de Diocleciano, emperador de Roma, decapitados en presencia del procónsul Lisias. Se dedicaron a la medicina y llegaron a ser muy afamados; su desprendimiento les valió el sobrenombre de: médicos anargiri, ya que ejercían su profesión gratuitamente. Fueron martirizados a finales del Siglo III en la ciudad de Cirro, junto a Alepo, en la Siria septentrional. En Cirro se levantó la primera basílica en su honor, y su culto se extendió por Oriente, pasando luego a Roma y a toda la Iglesia; fueron numerosos los templos y monasterios que se les dedicaron. Son célebres los mosaicos de Ravena que los celebran.

Los médicos, los farmacéuticos y muchas organizaciones de profesionales de la sanidad los tienen por patronos, y su patrocinio es invocado contra las enfermedades.

Se les cita en el canon de la Santa Misa y se festejan el 26 de septiembre.
_________________________________________
San Felipe de Jesús
imagen
Nació en la ciudad de México, en mayo de 1572. En su niñez era inquieto y travieso por lo que su “nana” decía, refiriéndose a un árbol de la casa: 'Antes la higuera seca reverdecerá, a que Felipillo llegue a ser santo'.

En su adolescencia fue rebelde e inconstante. Cuando cumplió 18 años, su padre lo envió a las Islas Filipinas a comerciar y se estableció en la ciudad de Manila. Tiempo después vistió el hábito de la Orden Franciscana de Manila. Estudiaba y atendía a los enfermos y moribundos. Todo lo hacía con la dedicación de un hombre que vivía para Jesús. En 1596 sus superiores le anunciaron que ya se podía ordenar sacerdote y la ordenación sería en México, su ciudad natal. Una gran tempestad desvió el barco hacia el Japón, en donde después se desencadenó una sangrienta persecución contra los cristianos. Felipe escogió el camino más estrecho y difícil, compartiendo la suerte de sus hermanos cristianos en aquel país.

Felipe fue condenando a morir, junto con otros 25 cristianos. Tuvo oportunidad de liberarse de la muerte por su calidad de náufrago, pero prefirió compartir la suerte de los perseguidos. Murió con ellos heroicamente por la fe, crucificado y atravesado por tres lanzas el 5 de febrero de 1597, a los 23 años de edad, en el “Monte de los Mártires” a las afueras de Nagasaki, fueron todos colgados. Felipe de Jesús fue el primero entre aquellos mártires en ser crucificado. Sus últimas palabras fueron: "Jesús, Jesús, Jesús"

Se cuenta que ese mismo día, la higuera seca de su casa paterna reverdeció de pronto y dio fruto. Felipe había llegado a la santidad más heroica. Fue beatificado, junto con sus compañeros mártires el 14 de septiembre de 1627 y canonizado el 8 de junio de 1862, por el Papa Pío IX.

En la colina de los mártires de Nagasaki, la iglesia que corona el conjunto de construcciones está dedicada a San Felipe de Jesús.

Su festividad de San Felipe, promartir mexicano, el 5 de febrero.
_____________________________________________
San Juan de la Cruz
imagen
«Excelso poeta místico y asceta, e insigne doctor de la Iglesia»
La admirable existencia de este excepcional carmelita, aclamado en el mundo entero, es un gesto de amor a Dios desde el principio hasta el fin de la misma. Creyó que todo aquel que ofrece su vida por Cristo la salva, y no se arredró haciendo de su acontecer un admirable compendio de renuncias y sacrificios amén de sufrir el desdén de algunos de los suyos. Dios le alumbró siempre, y en particular, en el momento más álgido de su oscuridad. Sus padres, Gonzalo de Yepes y Catalina Álvarez, residentes en Fontiveros, Ávila, recibieron con gozo a este segundo de los tres hijos que conformarían la familia, cuando nació en 1542. Al enviudar Catalina, quedaron en una situación precaria, y para tratar de contrarrestarla, se estableció con sus hijos en Arévalo, Ávila, y después en Medina del Campo, Valladolid. Gracias a la caridad ajena, Juan pudo formarse en el colegio de los Niños de la Doctrina, a cambio de prestar su ayuda en la misa, entierros, oficios, y pedir limosna. En 1551 la generosidad de otras caritativas personas le permitió continuar estudios en el colegio de los jesuitas y trabajaba en el Hospital de las Bubas, donde se atendían a los afectados por enfermedades venéreas, hasta que decidió convertirse en carmelita.

A sus 21 años ingresó en la Universidad Salmantina, contó con excepcionales profesores y tres años más tarde se convirtió en un consumado bachiller en Artes. El año 1564 fue prefecto de estudiantes, ordenado sacerdote y conoció a santa Teresa de Jesús. Hacía años que practicaba severas mortificaciones corporales iniciadas siendo alumno de los jesuitas y al ingresar en la Orden carmelita, pidió permiso para continuar realizándolas. Hombre de intensa oración, amaba tanto la soledad que, en un momento dado, no descartó ser Cartujo. Ya llevaba grabado en su espíritu la preciada convicción que nos ha legado: «A la tarde te examinarán en el amor; aprende a amar como Dios quiere ser amado y deja tu condición».

La santa de Ávila, pidio que le ayudase en la reforma carmelitana que pensaba llevar a cabo; al conocerlo, no tuvo dudas de que estaba ante un santo.

Fue fundador, subprior y maestro de novicios, rector en Alcalá de Henares, vicario y confesor de las carmelitas del Monasterio abulense de la Encarnación, a petición de santa Teresa, entre otras misiones relevantes.

Sus propios hermanos se levantaron contra el celo apostólico del santo, resistiéndose a una reforma que solo pretendía conquistar una mayor fidelidad al carisma. En un entramado de secretas ambiciones y resentimientos, fue apresado y recluido durante nueve meses, dejándolo en pésimas condiciones. Sufrió física y espiritualmente. La soledad y la oscuridad en su espíritu, combatida con férrea confianza en la divina Providencia, fueron el germen del incomparable Cántico Espiritual. Previendo una muerte inminente, recibió el consuelo del cielo y, con él, la libertad, que obtuvo evadiéndose de noche a escondidas de sus guardianes.

Reforzado en su experiencia mística y determinación a dar a conocer al único Dios Amor, se trasladó a Beas de Segura, Jaén, donde siguió ayudando a las carmelitas. Entabló fraterna amistad con la religiosa Ana de Jesús; fundó un colegio en Baeza, y prosiguió su incansable recorrido por Granada y Córdoba, donde estableció otro convento en 1586. Todo para entregárselo a Cristo. La sed de sufrimiento para asemejarse a Él ardía dentro de sí: "Padecer, Señor, y ser menospreciado por Vos". Vio realizado este anhelo. Tras nuevo convulso Capítulo en su Orden, mientras se hallaba destinado en Segovia lo despojaron de sus misiones y exiliaron a México. No llegó a marcharse. Viajó a La Peñuela camino de Andalucía. Enfermó y lo trasladaron a Úbeda, donde fue tratado con frialdad por su prior, y mal atendido médicamente.

Murió a los 49 años el 14 de diciembre de 1591. Beatificado el 25 de enero de 1675 y canonizado por S. S. Clemente X el 27 de diciembre de 1726. S. S. Pío XI lo declaró Doctor de la Iglesia en 1926, y S. S. Juan Pablo II en 1993 patrono de los poetas.
Compilación.
_____________________________________________
San Juan Bautista María Vianney
imagen
Nació en Dardilly, Francia el 8 de mayo de 1786.

Después de una breve estadía en la escuela comunal, en 1806, el cura de Ecully, M. Balley, abrió una escuela para aspirantes a eclesiásticos y Juan María fue enviado a ella.

Sus maestros nunca dudaron de su vocación, sus conocimientos eran limitados y encontró el aprendizaje, especialmente el estudio del latín, excesivamente difícil que uno de sus compañeros, le ayudaba en sus lecciones de latín. Hizo una peregrinación al santuario de San Juan Francisco Régis en Lalouvesc 1806 y ese año es dispensado del servicio militar en su calidad de aspirante al sacerdocio.

Llamado a filas en 1809, el 26 de octubre, el joven recluta ingresa al cuartel de Lyon para ser enviado al ejército napoleónico que invadía España, vía Roanne.

El 6 de enero de 1810, Juan María deserta, y con la falsa identidad de Jerónimo Vincent, se oculta en los bosques del Forez, en los alrededores de Noes. Liberado del servicio militar y de su situación irregular por el enrolamiento anticipado de su hermano menor; regresa en octubre de 1810 a casa del párroco Balley y recibe la tonsura el 28 de mayo siguiente.

Ingresa al Seminario Menor de Verriéres a los 26 años, para cursar filosofía en francés pues su «debilidad -en los estudios- es extrema». Allí fue compañero de curso de otro santo, San Marcelino Champagnat, fundador de los Hermanos Maristas.

El 13 de agosto de 1815 fue ordenado sacerdote, y enviado a Ecully como ayudante de M. Balley, quien fue el primero en reconocer y animar su vocación, que había intercedido ante los examinadores cuando suspendió el ingreso en el seminario mayor, y que era su modelo tanto como su preceptor y protector.

En 1818, tras la muerte de M. Balley, Vianney fue párroco de Ars. Fundó una especie de orfanato para jóvenes desamparadas: "La Providencia" y fue el modelo de instituciones similares establecidas más tarde por toda Francia. El propio Vianney instruía a las niñas de "La Providencia" en el catecismo, y estas enseñanzas llegaron a ser tan populares, que se daban todos los días en la iglesia ante grandes multitudes.

"La Providencia", aunque tuvo éxito, fue cerrada en 1847, porque Juan María pensaba que no estaba justificado mantenerla frente a la oposición de mucha buena gente.

La principal labor del Cura de Ars fue la dirección de almas. No llevaba mucho tiempo en Ars cuando la gente empezó a acudir a él de otras parroquias, de lugares distantes, de todas partes de Francia, y de otros países.

En 1835, su obispo le prohibió asistir a los retiros anuales del clero diocesano porque "las almas le esperaban allí". Durante los últimos diez años de su vida, pasó de dieciséis a dieciocho horas diarias en el confesionario. Su consejo era buscado por obispos, sacerdotes, religiosos, jóvenes y mujeres con dudas sobre su vocación, pecadores, personas con toda clase de dificultades y enfermos. En 1855, el número de peregrinos había alcanzado los veinte mil al año. Las personas más distinguidas visitaban Ars con la finalidad de verlo y oír su enseñanza cotidiana.

Murió el 4 de agosto de 1859, sus restos mortales se conservan incorruptos en el santuario dedicado a él, en Ars, el lugar al que dedicó su vida como sacerdote y donde falleció.

El 3 de octubre de 1874 fue proclamado venerable por S. S. Pío IX y beatificado el 8 de enero de 1905. El Papa Pío X lo propuso como modelo para el clero parroquial. En 1925, el S. S. Pío XI lo canonizó. Su fiesta se celebra el 4 de agosto.

El Papa Juan XXIII escribe en 1959 la Encíclica Sacerdotii nostri primordia, en la cual realza, en el centenario de la muerte del Santo, las virtudes primordiales de todo sacerdote: el sacerdocio, la oración, la Eucaristía y el celo apostólico.

Cincuenta años más tarde, S. S. Benedicto XVI proclamó un año, conmemorando los 150 años de San Juan María: del 19 de junio de 2009 al 11 de junio de 2010. Nombrado patrono de todos los sacerdotes católicos, este año fue llamado el “Año Sacerdotal”
____________________________________________
Santa Rosa de Lima
imagen
Bien nos dice la Biblia, que bien es querer a los que nos quieren y que bien es amar a los que nos aman.

Pero que difícil es querer, amar y sobre todo servir a los que nos nos quieren, ni aman y mucho menos nos sirven, mas todos en alguna circunstancia de nuestra vida hemos somos o tendremos la bondadosa mano de alguien que nos brinde su ayuda, sin saber siquiera quienes somos o de que familia somos o que apellido tenemos y eso es caridad.

Santa Rosa de Lima, cuyo aniversario próximamente celebraremos, nos recuerda el gran amor que tiene Jesús por los enfermos y abandonados. Se que las circunstancias actuales nos orillan a ser mas cuidadosos y cautelosos por la misma seguridad personal, matrimonial o familiar, mas si no intentamos podríamos tener un gesto de caridad en algún hospital que conozcamos con algún o algunos enfermos que estén allí y no solamente con los que son conocidos, famosos, o familiares.

Ahora quiero pensar en los hospitales donde hay hermanos nuestros con el Virus de Inmuno Deficiencia Adquirido, el VIH, les aseguro que no nos es fácil siquiera el pensar en ir entrar y brindarles una palabra de aliento de apoyo de alegría, más cuantos podrían andar por las calles y tener ese virus, y cuantos incluso sin saberlo, pero viviendo infiernos interiores, gritando a todos con quienes se topan, ¨dénme un abrazo, dènme un poco de su tiempo, de su cariño, sólo no puedo llevar esto, pero sigo siendo uno de ustedes, pero con el gran sello de la soledad, del desprecio común y del ser un apestado más dentro de la misma sociedad. Que irónico cuando la misma sociedad muchas veces orillamos a estos queridos jóvenes o adultos a vivir sus vidas en la obscuridad, en el secreto y lo mas triste en el abandono.

Santa Rosa de Lima, ayudaba a los enfermos, digamos que era el brazo derecho de san Martín de Porres, y con gusto y con alegría daba lo que estaba a su alcance a los enfermos, sobre todo a los mas enfermos, de manera que no podemos decir que somos buenos, cuando nuestros hermanos sufren y lloran por las grandes cargas de la enfermedad que no solo acaba sus cuerpos sino sus mentes y sus almas, y que estamos dispuestos a renegar de ellos, porque ellos no son como nosotros.

Dios nos juzgará en la caridad, tuve caridad, o no?. Pero Señor estudie esto y esto y gane esto y esto, no, Yo te pregunto si viviste la caridad, dime lo hiciste, cómo, con quienes, de que manera. Dios mío, ayúdame a ser lo suficientemente fuerte como para saber ir a mi hermano enfermo y sufriente y darle una palabra de paz, de cariño, de esperanza, amén.
_____________________________________________
Santa Teresita del Niño Jesús
imagen
El 30 de Septiembre de 1897, a los 24 años de edad, voló al cielo Santa Teresita del Niño Jesús, monja carmelita francesa cuya biografía nos enseña su “caminito” hacia Dios. Santa Teresita ofreció su vida por los sacerdotes. Su santidad heroica es admirable, en el libro Historia de un Alma escribe con gran sencillez su vida y quiero transcribir este pasaje:
“… en otra ocasión me hallaba en el lavadero, frente a una hermana que lavando los pañuelos, me salpicaba con agua sucia a cada momento. Mi primer impulso fue alejarme limpiándome la cara para demostrar así a la hermana que me haría gran favor quedándose quieta; pero pensando al momento que sería una tonta en rehusar los tesoros que me ofrecía tan generosamente, me guardé muy bien de dejar traslucir mi fastidio. Por el contrario, me esforcé del todo en desear recibir mayor cantidad de agua sucia, de tal manera, que al cabo de media hora acabé por tomarle el gusto, de veras, a aquel nuevo sistema de aspersión, por lo que prometí volver cuantas veces pudiera a aquel sitio afortunado donde repartían gratuitamente tantas riquezas”…
La festividad de Santa Teresita del Niño Jesús se celebra el 1º. de Octubre

Fuente Historia de un Alma. Ediciones Paulinas
Compartido por Ma. Del Pilar Togo Cano
____________________________________________
Santa Mariana de Jesús
imagen
Santa Mariana de Jesús Paredes (1618-1645) nació en Quito, Ecuador, a 7 años de edad, la pequeña queda huérfana quedando bajo la tutela de su hermana mayor.

Su religiosidad empezó a mostrarse muy pronto, y luego de hacer su Primera Comunión a los 8 años, ella misma se imponía en su casa durísimas penitencias, además de portar un hábito oscuro. Se consagró a ayudar a los más pobres; les enseñaba a leer a partir de las vidas de los santos, a escribir y cantar.

A los 21 años de edad, en 1639, ingresa a la Tercera Orden de San Francisco. Su personalidad casi mística solía pacificar y tranquilizar a quienes estaban a su alrededor.

La ciudad de Quito padeció sufrimientos en 1645; la erupción de un volcán, un terremoto, la peste, y sucedió una terrible mortandad. Al ver tanta tragedia, Santa Mariana invocó al Cielo, ofreciendo su propia vida a cambio de que cesaran las muertes y las tragedias naturales. Y así ocurrió: ella falleció a la mañana siguiente, a partir de ese día cesó la peste, el volcán se aplacó y dejó de temblar.

Fue beatificada por el Papa Pío IX en 1853, y canonizada por S. S. Pío XII en 1950.

A Santa Mariana se le conoce como “La Azucena de Quito”, se le representa con azucenas y se festeja el 26 de mayo
____________________________________________
San Juan Pablo II
imagen
S. S. Juan Pablo II, Pontífice No. 264. San Juan Pablo II, nace en Wadowice, Polonia el 18 de mayo de 1920, de nombre secular Karol Józef Wojtyla.

Su pontificado del 16 de octubre de 1978 al 2 de abril del 2005, casi 27 años ha sido el tercero más largo en la historia de la Iglesia católica, después del de San Pedro que se cree que duro entre 34 y 37 años, y el de S. S. Pío IX de 31 años.

Desde sus primeras encíclicas, "Redemptoris hominis" en 1979, y "Dives in misericordia" en 1980, exaltó el papel de la Iglesia como maestra de los hombres y destacó la necesidad de una fe robusta, arraigada en el patrimonio teológico tradicional, y de una sólida moral, sin mengua de una apertura cristiana al mundo del Siglo XX. Denunció la Teología de la Liberación, criticó la relajación moral y proclamó la unidad espiritual de Europa.

San Juan Pablo visito 129 países durante su pontificado, 5 veces México, conocido por muchos como el “Papa viajero”. Hablaba varios idiomas: italiano, francés, alemán, inglés, español, portugués, ucraniano, ruso, croata, esperanto, griego antiguo y latín, así como su natal polaco. Como parte de su especial énfasis en la llamada universal a la santidad, beatificó a 1340 personas y canonizó a 483 santos, entre ellos a San Juan Diego. Teniéndole una especial veneración y cariño a la Santísima Virgen de Guadalupe.

La pérdida de uno de los líderes más carismáticos de la historia contemporánea.

El Papa Benedicto XVI, presidió la ceremonia de su beatificación el 1 de mayo de 2011 y S. S. el Papa Francisco lo canonizó el 27 de abril del 2014
____________________________________________
San Juan XXIII
imagen
San Juan XXIII, fue el pontífice No. 261; su pontificado del año 1959 al 1963. Juan XXIII, Angelo Giuseppe Roncalli, nació en Sotto il Monte, Bergamo.

Fue elegido Pontífice el 28 de octubre de 1958, murió el 3 de noviembre de 1963.

Con su bula: Humanae Salutis proclamó el 21º Concilio Ecuménico Vaticano II, el 11 de octubre de 1962. El tema del concilio: “Vida litúrgica, relaciones sociales, la Iglesia y el mundo moderno”

Es conocido como el “Papa bueno”, por su cariño, cercano con todos y su humildad de corazón, se ganó el respeto y la simpatía de la gente común y de los poderosos del mundo.

Beatificado en el año 2000, por S. S. el Papa Juan Pablo II y canonizado el 27 de abril del 2014, por el Papa Francisco.
____________________________________________
San Ignacio de Loyola
Fundador de la Compañía de Jesús, los Jesuitas
_________________________________________